Arte Electrónico: expresiones del arte del siglo XIX al XXI

Arte Electrónico:

expresiones del arte del siglo XIX al XXI

Arte electrónico suele usarse como denominación abarcativa para referir las manifestaciones del arte contemporáneo que hacen uso de la tecnología electrónica como medio de expresión y la incorporan de tal forma que la obra no podría existir sin ella y es inherente a su estética.

Resulta un campo interdisciplinario donde puede acontecer la colaboración de artistas con, ingenieros, técnicos, programadores o científicos, consecuencia de la unión de conocimientos entre arte, ciencia y tecnología que usualmente es requerida para la realización de este tipo de obras. Músicos que necesitan de programadores, científicos que necesitan artistas, artistas que necesitan de ingenieros, científicos cuyos trabajos traen aparejadas consecuencias artísticas y requieren de medios electrónicos para interactuar con los fenómenos estudiados y continuas relaciones interdisciplinarias que fuerzan vínculos y resignifican definiciones y categorías de los individuos e instituciones involucradas.

Partiendo del arte conceptual, donde la idea es más importante que el objeto, el media art   y luego el arte de los nuevos medios, comenzó a diferenciarse de la electrónica general que resultaba demasiado abarcativa y popular, en obras que hacen uso de los medios de comunicación electrónicos y nuevas tecnologías, en algunos casos tomada la tecnología como temática central, pero, siendo que la tecnología y los medios electrónicos atraviesan horizontalmente las distintas ramas del arte, las definiciones se adaptan a la aparición constante de nuevos medios, dejando a otros como tradicionales, y  el continuo surgir de proyectos intermediales, abarcando así distintas ramas del arte y manifestaciones artísticas que se solapan y entremezclan: computer art, arte interactivo, arte digital, arte multimedial, net art, data art, creative coding, arte de algoritmos, arte generativo, arte sonoro, música electrónica, instalaciones multimediales, instalaciones audiovisuales, arte inmersivo, media art, media performance, performance electrónicas, bioarte, arte robótico, nano arte, arte numérico y nuevos géneros y definiciones que surgen constantemente y se evidencian tanto en el arte experimental como popular, teniendo como denominador común el uso de recursos electrónicos en su elaboración y la presencia de dispositivos electrónicos como parte central o siendo ya la obra misma.

Más allá de lo limitado de las definiciones, que surgen en parte del mercado del arte y el entretenimiento y estos las adecúan según conveniencias, el artista toma lo que tiene a mano para crear, siendo que en la actualidad vivimos rodeados de tecnología, especialmente electrónica,  estas interrelaciones crean un campo de acción propio, un territorio, un lenguaje contemporáneo, una variedad estética particular resultante del equilibrio dinámico entre los aspectos técnicos y artísticos de éstas obras, y las nuevas posibilidades que ofrecen estos novedosos recursos, presentando también un nuevo tipo de creadores que incorporan fragmentadamente conocimientos de esta mezcla entre arte ciencia y tecnología. Si bien las necesidades de interacción entre estos campos fue sobrellevada por cada artista  desde el comienzo de la composición con máquinas desde el 1900 en adelante sin necesidad de diferenciarse del resto del arte, es recién en el último medio siglo donde se percibe la aparición de artistas especializados en recursos electrónicos y obra electrónica que necesita de la tecnología para que exista como tal, donde ésta actúa como intermediador obligado entre creador y obra, y es la computadora y sus derivados, el dispositivo tecnológico por excelencia, utilizada no ya como herramienta complementaria, como lo era en el pasado, como grabador o generador, sino como un instrumento en sí mismo, el cual es factible de ser “ejecutado” o “tocado” en vivo, como una guitarra o un pincel, existiendo obras de arte y artistas que no pueden ya disociarse de la tecnología, pues éstas obras no podrían existir ni ser creadas sin el uso de medios electrónicos, lo cual no habla de una limitación sino de una característica, un recurso con consecuencias estéticas y una categoría en sí misma, como fue el óleo a la pintura o tantas otros medios y soportes que el arte hizo uso, siendo que cada nueva tecnología y medio que surge posibilita un nuevo tipo de arte, sin que esto implique valoración positiva o negativa alguna, el arte electrónico, el arte de medios y el arte de los nuevos medios visibilizan una extensa y compleja red de manifestaciones artísticas y perfiles propios de la época que continuamente están reescribiendo la estética de este siglo.

por Diego G. Gómez

Deja un comentario